La Navidad, momento para recordar en familia

diciembre 23, 2011 at 10:57 am Deja un comentario

La Navidad, momento para recordar en familiaPara algunas personas la llegada de la Navidad y el Año Nuevo significa tristeza, dolor y depresión por la falta de esa persona amada, ya sea un padre, madre, hijos, esposos o hermanos.

Es importante que en estas fechas se recuerde a esa persona querida, pero debe comprender que a su lado también tiene a seres queridos que le muestran su cariño día a día y que desean compartir estas fechas de la mejor manera.

El licenciado en psicología Rafael Mejía comenta que existen varios tipos de duelo: por la muerte de un ser querido y una perdida amorosa o afectiva. “Muchas personas durante estas fechas tienden a deprimirse o sentirse muy tristes, pero deben aprender a superar el duelo”, detalla.

El duelo se divide en tres etapas: la asimilación, afrontamiento y superación, estos pueden durar de tres a seis meses. Cuando el duelo dura más de ese período se tiene que buscar ayuda con un especialista, explica Mejía.

La etapa de asimilación es el momento en el que la persona que ama ha muerto o se ha separado de usted, “se vuelve una realidad la falta de esa persona, y eso crea un factor de depresión y busca una respuesta a lo sucedido”, comenta el experto.

Desaliento

La persona afectada se ve triste y puede presentar síntomas de depresión como: insomnio, sentimiento de culpa, obsesiones, pierde el apetito y memoria debilitada.

FUENTE: Guía Médica
http://www.guiamedica.hn/Articulo/view/1548

Algunas personas tienen un sentimiento de negación, especialmente si la pérdida ha sido inesperada, suele provocar un shock psíquico, siendo la reacción habitual la negación por lo que ha sucedido. Sin embargo, lo normal es que este momento dure poco y se pase finalmente a otra etapa en la que se acepta la desaparición física de esa persona.

El afrontamiento: es cuando la persona comprende la situación que está viviendo. La última fase es la superación cuando ya comienza a aceptar lo sucedido y a retomar la vida de una forma normal.

Mejía indica que para que la persona supere lo sucedido hay que establecer estas recomendaciones:

1. La convivencia familiar es importante y más durante las fiestas de Navidad y Noche Buena. Recuerde que “la comida significa afecto, así que organice su cena navideña como lo hace todos los años e invite a sus familiares y amigos cercanos”.

2. Utilice adecuadamente los mecanismos de catarsis para liberar las angustias que se acumulan; para desaparecerla puede hacer ejercicio, platicar con amigos y puede acercarse a personas con las que tiene algún distanciamiento.

3. Mantenga la mente ocupada, realice actividades que le gustan o puede participar en eventos de la iglesia.

Consejos

La licenciada en psicología Nora Ramírez indica que estos sentimientos de negación y culpabilidad se acrecientan aún más en épocas festivas como la Navidad, “una época familiar que tradicionalmente ha sido defendida como una celebración religiosa y espiritual”.

Ramírez detalla que “sentimos que la Navidad ya no es la misma porque esas personas ya no están, pero se nos olvida una cosa: la Navidad puede seguir siendo vivida con alegría y con felicidad, si la tomamos como otro momento más en nuestras vidas, como otra época más del año, en la que se reúne la familia y en la que hacemos regalos”.

Durante el proceso del duelo, muchos especialistas y terapeutas recomiendan que “una de las mejores formas de superar la muerte de un ser querido es la de aceptar que esa persona ya no se encuentra físicamente entre nosotros, pero eso no impide que espiritualmente sí siga estando, en nuestro corazón, en nuestro pensamiento, y en nuestros quehaceres diarios”, asegura la especialista.

IMPORTANTE:
La esencia de la Navidad se encuentra en la vida familiar, en el compartir de forma gestual el afecto que se profesan, y el gozo de poder estar juntos. Aunque falte esa persona especial se debe tratar de pasar una Navidad especial y recordándole.

CONSEJO:
Busque una manera simbólica de recordar a la persona fallecida a lo largo de las fiestas. Y puede compartir esa celebración con aquellas personas que tanto lo querían. Incorporar a los pequeños en todos los rituales de recuerdo.

EJERCICIO:
Realice ejercicio, así conseguirá descansar mucho mejor y además, alivia tensiones y eleva el estado de ánimo. Así que puede seguir una rutina de una hora de ejercicio ya sea: caminar, andar en bicicleta o efectuar aeróbicos.

RECORDAR:
Cada miembro de la familia puede contar una anécdota con el fallecido que haya dejado huella en su vida.
Además puede recordar la última Navidad: dónde se sentó, qué le hizo sonreír o llorar, algo simpático.

INTERéS:
Escuchen la música que le agradaba y, por qué no, bailar en su honor.
Además efectuar el tradicional intercambio de regalos y ofrecerlos en su nombre, para que sus hijos o nietos pequeños sigan manteniendo su recuerdo.

Anuncios

Entry filed under: Duelo, Navidad, Pérdida. Tags: , , , , , , , .

Que no me obliguen a ser feliz en Navidad Mi primera Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Psicólogos en Venezuela

Entradas recientes

Psicologos en Venezuela

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.


A %d blogueros les gusta esto: