Victimología: herramienta para reparar daño emocional

enero 25, 2012 at 9:53 am Deja un comentario

Victimología: herramienta para reparar daño emocionalSi bien en México se están gestando instituciones y políticas gubernamentales para el acompañamiento de las víctimas de delito, aún hace falta mucho por hacer en esta área, manifestó la maestra María del Carmen Montenegro Núñez, de la Facultad de Psicología de la UNAM, quien señaló que el daño emocional que experimenta una víctima tiene distintas manifestaciones y es muy difícil identificarlo, por lo que casi nunca se considera relevante a nivel jurídico.

“Hablar de víctimas, en ocasiones, es referirnos a una condición humana, ya sea por cuestiones objetivas y, otras, por la percepción que cada quien tiene de la propia vida, por eso es necesario establecer una clasificación de víctimas, en este caso de víctimas del delito. El daño emocional es un concepto que los psicólogos no usamos como tal, aunque puede ser muy claro para nosotros porque trabajamos con las emociones, se trata de un término más usado en el campo jurídico bajo la caracterización de daño moral, el cual también incorpora el decoro, la dignidad y el patrimonio”, expresó la investigadora universitaria.

Indicó que los eventos naturales, los accidentes o los actos delictivos generan víctimas, las cuales siempre sufrirán un impacto emocional que puede expresarse de inmediato o muchos años después.

En el caso de un acto delictivo, precisó, cualquier tipo de agresión que afecta la cotidianeidad genera un estado de alerta y un impacto emocional cuya severidad no necesariamente dependerá de la gravedad del delito, por lo que se considera que el daño emocional que surja será determinado por variables como la vulnerabilidad de las personas por experiencias violentas previas, la edad o el grado de resiliencia, entre otros aspectos.

Por ejemplo, explicó, demostrar el menoscabo del patrimonio puede ser muy fácil y reparado con dinero. El problema que surge en este campo es cómo se repara el daño emocional, sobre todo cuando éste no se expresa inmediatamente al delito, sino muchos años después.

La víctima explica al delito

Maricarmen Montenegro señaló que para comprender a la víctima de un delito es necesario conocer el tipo de violencia que se ha ejercido en su contra, es decir, el delito explica a la víctima y viceversa. Con este argumento, se ha logrado establecer algunos perfiles de agresores y el impacto emocional que con frecuencia reportan las víctimas.

Anotó, por otra parte, que con frecuencia hay excesiva preocupación por las víctimas del delito y se pierden de vista los derechos del agresor. Además de la falta de comprensión del delito y de técnicas adecuadas para detectar el daño emocional de la víctima, en ambos casos se generan revictimizaciones.

En México, la victimología es un área de estudio nueva y no cuenta con suficientes expertos en el área, por lo que de acuerdo con la maestra Montenegro Núñez no se debe improvisar y trabajar con víctimas si no se tiene la capacitación necesaria para hacerlo.

La victimología, como área de conocimiento multidisciplinaria, está estrechamente ligada a la criminología. Asimismo, la psicología aporta diversos elementos para su estudio, como las teorías que explican el comportamiento, las cogniciones, los valores, creencias y las condiciones sociales que las determinan, además de contribuir con sus métodos y técnicas para intervenir en el diagnóstico del daño emocional y en el tratamiento a las víctimas del delito.

Al respecto la maestra Montenegro comentó que “la victimología brinda al psicólogo la información suficiente para comprender que los delitos se dan como hechos sociales e interacciones humanas, en un acontecer social particular, y que sus valoraciones dependen al menos del daño hecho pero, sobre todo, en quién recae el hecho, en la amenaza que se percibe y en la reprobación social que provoca”.

Algunas de las aportaciones más destacadas de la victimología son: la victimización como consecuencia de la vulnerabilidad social, la acrecentada conciencia de ésta y los distintos tipos de violencia que anteriormente eran invisibles, como la del Estado, y considera también que las víctimas, el sistema penal y los delincuentes son las tres principales fuentes de información para poder comprender un delito.

Por lo anterior, la investigadora considera que aquellos especialistas en esta área de conocimiento “no deben pasar de la indiferencia del derecho penal por la víctima, a negar los derechos del agresor que también va a resultar victimizado por la maquinaria de la justicia penal, sino también reconocer que en muchas ocasiones al inocente se le ha etiquetado como presunto delincuente”.

Finalmente, explicó que en México se están gestando instituciones y políticas gubernamentales para el acompañamiento de las víctimas de delito, pero consideró que aún hace falta mucho por hacer en esta área. En la Facultad de Psicología se realizan seminarios de investigación que espera contribuyan con información y conocimientos para profesionalizar esta área y que las víctimas sean tratadas con respeto y dignidad a sus derechos.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

FUENTE: El Universal.mx
http://www.eluniversal.com.mx/articulos/68634.html
Anuncios

Entry filed under: Depresión, Emoción, Traumas, Violencia. Tags: , .

Salud y estética repuntan en las crisis por una cuestión psicológica Optimismo desde la infancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Psicólogos en Venezuela

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: